Rehabilitación ortopédica

Posted on Posted in Rehabilitación ortopédica, Therapeia

Los padecimientos ortopédicos son frecuentes y generan problemas de movilidad, es indispensable que al concluir el manejo ortopédico el paciente realice un programa de Rehabilitación. El cual tiene como objetivo fundamental recuperar la fuerza y la movilidad necesaria para que el paciente se reincorpore a sus actividades físicas habituales.

¿Quiénes requieren este tipo de Manejo?

  • Pacientes con padecimientos dolorosos crónicos o agudos, que interfiera en sus actividades diarias, laborales, escolares y sociales
  • Pacientes candidatos a cirugía ortopédica
  • Pacientes Postoperados de cirugía ortopédica
  • Pacientes que concluyeron el tratamiento de una fractura
  • Personas con lesiones traumáticas  que no requieran tratamiento quirúrgico

 

Padecimientos Frecuentes que requieren un programa de rehabilitación:

 

ESGUINCES

Cuando hablamos de Esguince nos referimos a una lesión que afecta los ligamentos, que son estructuras que fijan los segmentos óseos de una articulación para limitar y dirigir su movimiento.  Por lo tanto un esguince es el resultado de una lesión que cursa con estiramiento o ruptura (parcial o completa) de las fibras que forman uno o varios ligamentos y puede producirse en cualquier articulación.

 

Los esguinces se pueden clasificar en función del número ligamentos de la articulación que se vean afectados, pero la forma más habitual de clasificarlos es en función de la gravedad de la lesión. Atendiendo al criterio de gravedad, se suelen clasificar en tres grados:

  • Grado I: El ligamento se estira, pero no llegan a romperse fibras, o se rompen muy pocas, de forma casi inapreciable, aunque cursa con dolor y dificultad para movilizar o apoyar.
  • Grado II: Rotura parcial de fibras.
  • Grado III: Rotura completa. Al haberse roto todas las fibras, suele ocurrir que el dolor no sea el síntoma más característico en este tipo de esguinces.

 

¿Cómo se produce un Esguince?

El mecanismo de producción suele deberse a un movimiento que va más allá del arco normal de movilidad de la articulación. El ligamento se puede romper si el movimiento es violento y de mayor amplitud de la normal.

El esguince más frecuente es el de tobillo. Esto se debe a que es muy típico que se fuerce en casi todos los deportes , incluso en la vida cotidiana, ya que un mal paso, una caída o un desequilibrio usando zapatos de tacón pueden forzar una hipermovilidad del tobillo que lesione los ligamentos. En concreto el esguince más frecuente es de la cara externa del tobillo.

 

El diagnóstico oportuno es importante, ya que el dolor no es claramente  el dato más importante sino la incapacidad para caminar. Requiere una valoración por un especialista en Ortopedia o Medicina de Rehabilitación.

 

El tratamiento  en el caso de los grados I y II es el reposo y  la inmovilización, el grado III requerirá en la mayoría de los casos manejo quirúrgico y reposo posterior.  Una vez que haya cedido  el dolor y la inflamación y como consecuencia del reposo (necesario) habrá debilidad y alteraciones de la propiocepción lo que hace necesario un programa de rehabilitación.

Tratamiento esguince
Tratamiento esguince

Objetivos:

  • Recuperar movilidad
  • Fortalecimiento
  • Trabajo propioceptivo (estimulación sensitiva que hará al cuerpo responder en un futuro para minimizar el riesgo de lesión)

 

LUMBALGIA

rehabilitación ortopédica
Tratamiento lumbalgia

Dolor o malestar localizado en la región lumbar (del borde inferior de las últimas costillas y el pliegue inferior de la zona glútea). Puede o no presentar irradiación  a una o ambas piernas, compromete estructuras osteomusculares y ligamentarias, con o sin limitación funcional que dificultan las actividades de la vida diaria y que puede causar ausentismo laboral.

 

Existen varias clasificaciones  una clasificación de vital importancia es:

  1. Lumbalgia no radicular: es bien localizada, sin irradiaciones, generalmente se presenta ante un evento especifico (levantar cosas pesadas, movimientos viciosos, puede ser crónico, cede con el reposo
  2. Lumbalgia radicular: también llamado Lumbociática, se acompaña de síntomas en la extremidad inferior, que sugiere un compromiso radicular. Dolo intenso en la posición de sentado y a veces insoportable al acostarse.

 

Factores de riesgo de aparición de Lumbalgia:

  • Sobre peso y obesidad
  • Sedentarismo asociado a posiciones viciosas
  • Algunas actividades con evidencia de mayor predisposición para el desarrollo de Lumbalgia: cargar objetos pesados, flexión/torsión del tronco, sedestación o bipedestación prolongada
  • Alteraciones psicosociales (estrés laboral, hiperactividad, depresión e insominio)

 

Lumbalgia no radicular : tiene origen mecanico (fuerza excesivas) , postural (posiciones viciosas de la columna), funcional o muscular y se asocia a un mal estado físico, a sobre peso  y al sobre esfuerzo.

  1. Torceduras y lesiones leves: asociadas al levantamiento de objetos pesados, caídas, desaceleraciones bruscas
  2. Fracturas vetebrales/luxaciones asociado a caídas

 

Lumbalgia Radicular: se debe a compresión mecánica, mecanismos microvasculares o histoquimicos del disco que pueden afectar la raíz

  1. Enfermedad discal
    • Hernias de disco
    • Espondilolisis (defecto óseo en la porción interarticular)
  2. Espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra sobre su vecina inferior)
  3. Espondiloartropatias inflamatorias à Espondilitis Anquilosante

 

Para el diagnóstico se requiere la valoracíon por el especialista de Ortopedia o de Medicina de rehabilitación, el cual hará un interrogatorio, exploración física con pruebas especiales y solicitará estudios. Sera importante identificar la causa para complementar de forma correcta el tratamiento

 

El tratamiento no solo está enfocado a la mejoría del dolor, sino a quitar el efecto mecanico

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *